Viajar en noviembre: 7 recomendaciones imprescindibles

1 octubre 2020

Noviembre es el otoño en estado puro. Paisajes de colores rojizos, hojas mojadas, cielos nublados. Es un mes tranquilo, frío y algo melancólico. Aparentemente no es un momento ideal para los viajes o escapadas. Sin embargo, por esa misma razón sí lo es: los precios son bajos y no suele haber mucha gente. Sin duda es perfecto para desconectar. Por eso, hemos preparado 6 lugares para viajar en noviembre:


*Somos conscientes que viajar no está siendo fácil en estos tiempos de Pandemia. Pero precisamente por eso, queremos inspirarte para que no se te quiten las ganas de moverte por el mundo y conocer nuevas culturas.

Equipo de Goaz

1. Auroras boreales en Suecia

Pocos fenómenos naturales son tan llamativos como las auroras boreales (Northern Lights en inglés). Son como un truco de magia imposible. Son un misterio indescifrable que flota en la atmósfera, que se alarga, cambia de forma y color y aumenta su brillo en un breve espacio de tiempo. De hecho, antiguamente, nuestros antepasados creían que eran dragones o serpientes voladoras. Pero no en todos los lugares se pueden ver auroras boreales. Los lugares más recomendables para ver auroras boreales son entre otros son Alaska, Canadá, Islandia, las Islas Lofoten de Noruega, la Laponia finlandesa, Siberia norte en Rusia, la isla escocesa de Shetland. Y hay un lugar del que poca gente habla: Kiruna, en el extremo norte de Suecia.

¿Por qué viajar a Suecia en noviembre?

De entrada hay que destacar que no hay ningún tipo de restricción para que los viajeros españoles entren en Suecia. No hay pruebas de PCR obligatorias ni si quiera las mascarillas son obligatorias. Y si tenemos en cuenta que la mejor época para avistar auroras boreales, va desde octubre a marzo, pues ya no tienes excusa para hacer este viaje.

2. Tenerife norte

Una vez que han escogido la isla de Tenerife como el destino perfecto, muchos viajeros se plantean: vale, pero ¿a qué parte, el sur o el norte?… Porque son mundos distintos, casi opuestos. De hecho, ambos cuentan con su propio aeropuerto. Los pueblos del norte son más auténticos y tradicionales. Los del sur, más divertidos y cosmopolitas; por otro lado, Tenerife norte tiene un paisaje más tropical, montañoso y su vegetación es más frondosa, y sus playas son volcánicas de arena negra, más salvajes y menos accesibles que las del sur. Aunque lo importante aquí es el clima: en Tenerife tendrás lo que llaman la “eterna primavera”. Es decir, allí manda el sol.

¿Por qué viajar al norte de Tenerife en noviembre?

Pues sí, por el agradable clima subtropical. Solo llegar, tu piel sabrá de qué hablamos. Las temperaturas mínimas son de 18º y las máximas de 25º. Ni frío ni calor. De hecho, de noviembre a marzo se suele decir que noviembre es la temporada alta. Por algo será. El que no conozca Canarias, que pruebe en noviembre y notará la diferencia.

3. Balneario en Murcia para relajarse

Si lo que estás buscando es el relax total, una maravillosa sugerencia es acudir a un balneario este mes de noviembre y olvidarse del mundanal ruido. Dejar que los masajes hagan su trabajo. Lo cierto es que en España hay numerosas opciones (y muy buenas) de balnearios. Si tuviéramos que aconsejarte uno, te diríamos que fueses al Balneario de Archena, en Murcia, ganador del premio Wellness Experience 2019 en la categoría de mejor Balneario de España y Portugal. Además, nos hemos fijado en las valoraciones de las diferentes plataformas de reputación y son más que positivas: un 4,3 de 5 en las reseñas de Google o una puntuación de 8,1 de 10 en Booking.

¿Por qué viajar al balneario de Archena en noviembre?

Aparte de la desconexión de un masaje bien hecho, este balneario está situado en el Paraje Natural de Valle de Ricote de Murcia. Allí el otoño es precioso. Piensa que extraen el agua directamente de su manantial – a una temperatura media de 34-36 grados – y cuentan con un servicio de tratamientos de salud, belleza, descanso, ideal para desbloquear el estrés postvacacional. 

4. Euskadi con perro

Muchos viajeros nos preguntan por ideas para viajar con sus mascotas. No hace mucho tiempo era prácticamente imposible pensar en organizar un viaje llevando con nosotros a nuestro perro o gato, pero poco a poco, los alojamientos, los transportes y las ciudades, se están adaptando a la compañía de las mascotas. En ese sentido, Euskadi es un destino ideal para viajar acompañado de tu perro, no sólo por el clima que, aunque llueva, mantiene una temperatura ideal todo el año, sino también porque tu can podrá disfrutar de sus playas, montañas, acantilados, puertos y sus ciudades como uno más. 

¿Por qué viajar a Euskadi con perro en noviembre?

Seamos claros: en noviembre llueve en Euskadi, pero no hay agua que no se pueda evitar con un buen chubasquero. Además los perros, por ejemplo, suelen disfrutar la lluvia. Y teniendo en cuenta que se puede ir a las playas en cualquier momento porque el acceso es libre, y que se puede entrar a muchos sitios, pues ya te puedes ir preparando.

5. En moto por la isla de Corfú

Para el que no la conozca bien, Corfú es parte del archipiélago jónico. Es la que está más al norte. También llamada la Isla Esmeralda, sus paisajes están cubiertos de olivos y cipreses y las playas de aguas turquesas. Dicen que tiene un aire balear y que es similar a Menorca – mírate esta guía para hacer el Camí de Cavalls. Es sin duda de las más bonitas de Grecia, que ya es decir. Vale la pena conocer su ciudad medieval y capital a fondo. Pero luego hay que moverse. Lo ideal es alquilar una moto y recorrerla de cabo a rabo: calas con encanto, pueblecitos como Gouvia, Dassia o Ano Korakiana y el pintoresco Palaiokastritsa, o la Bahía de Ermones y el palacio de Sissi Emperatriz. La isla de Pontikonisi, al este de Corfú, también es un imprescindible.

¿Por qué viajar a Corfú en noviembre?

Las Jónicas tienen una particularidad en comparación con otras islas griegas: son más húmedas, por los vientos cálidos africanos combinados con los fríos del norte y la influencia del mar provoca un tiempo moderado, incluso en invierno puede que se dé el caso en que no haya que abrigarse. La temperatura media en verano está entre los 26ºC y los 32ºC, bajando en invierno entre 5ºC y 15ºC. Lo mejor son los meses de abril, mayo y junio, o septiembre, octubre y noviembre.

6. De tapas por Granada

Habas con jamón, pescaíto frito, el remojón, la tortilla del Sacromonte, las salaillas, las patatas a lo pobre o las quisquillas de Motril. Solo escribir el nombre de estos platos de la gastronomía tradicional granadina se te hace la boca agua. Si no conoces Granada o incluso aunque la conozcas, vale la pena recorrerla desde su perspectiva gastronómica. En general, no te arrepentirás, en Granada se come muy bien. Tanto en el centro como en los alrededores la materia prima es de calidad. Hay que sentarse en uno de sus bares y catar sus diversos sabores. Aquí te proponemos 10 ideas para comer bien en Granada.

¿Por qué ir de tapeo a Granada en noviembre?

Es cierto que Granada vale la pena en cualquier momento, pero en noviembre hay un estallido de colores sensacional. Las temperaturas son suaves y es una temporada ideal para caminar por la ciudad, visitar la Alhambra o descubrir los pueblos de la Alpujarra Granadina.

7. Ourense según La Cosmopolilla

Patricia Rojas es una de las blogers de viajes que más éxito está cosechando recientemente. Hace dos semanas la entrevistamos en nuestro blog. Y entre otras preguntas, le pedimos que nos recomendara un lugar para viajar próximamente. Y nos dijo lo siguiente: Canarias siempre es un acierto: siento especial debilidad por la Isla Bonita, La Palma. Un sitio ideal para practicar el ecoturismo. La gente suele tirar siempre por las islas grandes… En la península, la provincia de Ourense es esa Galicia sin playa desconocida, pero con grandes tesoros como la comarca del ribeiro, los cañones del Sil…

¿Por qué viajar a Ourense en noviembre?

La Cosmopolilla nos razonó que en está época de Pandemia y de Covid, lo ideal es evitar las aglomeraciones, por lo que recomendaba viajar a lugares de naturaleza, espacios abiertos… Lugares poco masificados. Es una oportunidad para la “España vaciada” o de interior, añadió, esos sitios que pasan inadvertidos quizá sea el momento de redescubrir que también tienen mucho que ofrecer. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>