Volver

Málaga, arte por cada rincón

2019-07-18

Disfruta de la belleza de la ciudad desde un punto diferente

La capital de la Costa del Sol tiene mil y una razones que hacen que sea uno de los destinos preferidos del sur. Está considerada en el ranking de las diez ciudades europeas con mayor calidad de vida. A continuación, nos sumergimos en las curiosidades que guarda la ciudad de Málaga, para conocerla un poco mejor.

La historia de Málaga se remonta a los fenicios, una ciudad marcada por el comercio y el arte, realidades que todavía se palpan en sus calles en nuestros días. La famosa feria de Málaga debe su origen a la incorporación de Málaga a la corona de Castilla por los Reyes Católicos, que entraron en la ciudad el 19 de agosto de 1487.

Al Café Central de Málaga se le atribuye el origen de una forma muy peculiar de pedir café en la ciudad. Hay diez formas de pedirlo y solamente te entenderán en la ciudad: sólo, largo, semilargo, solo corto, mitad, entre corto, corto, sombra, nube y… no me lo ponga.

¿Sabes por qué a la catedral de Málaga se le conoce como “la manquita”? La ausencia de una de sus torres hace que, cariñosamente, los vecinos la conozcan con ese nombre.

Todo el mundo ha oído hablar de Pablo Ruiz Picasso. El pinto malagueño tiene el récord Guinnes por ser el pintor profesional más prolífico del mundo, con nada menos que 13.500 pinturas, 100.000 estampados y grabados, 34.000 ilustraciones para libres y unas 300 esculturas y cerámicas. Si, nosotros también nos preguntamos de dónde sacaba el tiempo…

El más antiguo de los cantes malagueños es Los Verdiales. Su origen se remonta al campo, cuando los hombres cortejaban a las mujeres durante la recogida de la aceituna de tipo verdial. Cada 28 de diciembre, la ciudad celebra la Fiesta de los Verdiales, una de las más queridas por los malagueños.

En España, solamente dos faros tienen nombre de mujer, y uno de ellos está en Málaga. La Farola de Málaga junto con la farola del Mar en Tenerife, son los únicos que cuentan con un nombre femenino.

El Puente de los Alemanes de la capital, debe su nombre al gobierno de ese país. En 1.900, la fragata SMS Gneisenau naufragó y los malagueños no dudaron en socorrer y salvar con sus barcos a todos los marinos que pudieron.

La biznaga es uno de los símbolos de la ciudad, consistente en un ramillete de jazmines en el tallo de un tallo seco. Los biznagueros venden en las noches de verano la biznaga, para deleitar a quien la compre con belleza y perfume.

¿Todavía no te has decidido a visitar la ciudad? Entra en Goaz y revisa las guías para vivir una experiencia única. Hazte Goazer y cuéntanos tu experiencia.