Volver

Descubre San Sebastián con GOAZ

2019-05-03

Belleza en cada rincón, excelente comida y mucha historia

Muchos dicen que es la ciudad más bonita de España. Nosotros creemos que nos les falta razón. Mantener en secreto este tesoro resulta imposible y sus más de 180.000 habitantes dan fe de ello cuando ven la cantidad de turistas que les visitan cada año desde todos los rincones del mundo.

La historia de San Sebastián o Donostia comienza en el año 1.014, cuando existía en ese lugar un monasterio, adscrito a la abadía de Leyre, llamado San Sebastián el Antiguo. En 1180, el rey navarro Sancho el Sabio concedió un fuero a una pequeña población que se asentaba a los pies del monte Urgull. 

Comenzaron a construir edificaciones de madera que, al estar apiñadas dentro de un fuerte, sufrieron hasta 12 graves incendios. Estos desastrosos incendios y los constantes ataques franceses, británicos y holandeses hicieron que terminase transformándose en una importante plaza militar que se mantuvo inexpugnable hasta 1719, cuando un gran ejercito francés bajo las órdenes del duque de Berwick la conquistó durante años.

Años más tarde, en 1813, las tropas napoleónicas buscaron refugio en San Sebastián, próxima a la frontera entre España y Francia y ocupada por los franceses desde 1808. El 31 de agosto, Donostia fue sitiada y arrasada por las tropas anglo-portuguesas.

San Sebastián siempre ha sido una ciudad destacada que ha atraído a gente adinerada en busca del sol y la sofisticación, como a la reina regente María Cristina, que estableció en la ciudad su residencia de verano. Un glamuroso pasado que todavía se puede percibir en Donostia.

Pero, además de toda la historia que recoge esta pequeña ciudad del norte de España, ¿qué se puede decir de San Sebastián que no se sepa ya? Que su cultura, su gastronomía y sus gentes son impresionantes. Pero su belleza, deja a todos los que la visitan sin palabras.

No hay más que ver la preciosa playa de La Concha, considerada la playa de ciudad más bonita de Europa, de aguas cristalinas que rodean lujosas mansiones en las que todos desearíamos pasar unos días. La hermosa barandilla blanca es objeto de muchas fotografías y se ha convertido en el símbolo de la ciudad. Pero no hay que olvidar las otras dos playas de San Sebastián, quizá menos conocidas, pero mucho más relajadas: Ondarreta y Zurriola. Esta última con gran fama entre los surfistas.

La cocina de San Sebastián merece mención aparte: 16 estrellas Michelin repartidas en 9 restaurantes, entre los que destacan Mugariz y Arzak, calificados en los puestos 9 y 31 de la lista de los mejores 50 restaurantes de 2018.

Pero no sólo tiene restaurantes aptos para unos pocos bolsillos, sus famosos pintxos en la parte vieja merecen regarse con txakolí. Eso si, cuidado que entra muy fácil y luego…Y encima disfrutar de estos pintxos en un enclave tan bonito como es el casco viejo de la ciudad.

Toda esta historia está muy bien, y seguro que muchas de las cosas que os contamos en nuestro blog ya las conocíais. Pero quienes más pueden ayudaros a recorrer la ciudad son los propios donostiarras que utilizan Goaz. Jaiomiel, Jon, Goiko, Maikyabelico…todos ellos han subido postales de los mejores rincones de Donostia. Sinnorte nos cuenta sus planes para un día invernal en la ciudad, Travelvibes nos recorre los lugares que puedes visitar gratis y Saritaega nos enseña por dónde picotear.

Y es que, lo mejor de cada ciudad, está en Goaz.