Volver

Curiosidades de León que muchos leoneses desconocen

2019-05-23

Una ciudad cargada de historia, misterios y leyendas

Ha sido nombrada este año Ciudad Gastronómica, su Semana Santa está declarada de Interés Turístico Internacional y su gastronomía nos deja sin palabras. Es famosa por su tapeo y por su gente, y por todo esto y mucho más, no es de extrañar que últimamente se escuche mucho la frase “León está de moda”.

Cada fin de semana, los alojamientos hoteleros registran altísimas tasas de ocupación gracias a los turistas que llegan cargados de ganas de conocer los lugares más especiales de la ciudad y su historia.

Pero hay algunas curiosidades sobre León que, posiblemente, ni los propios leoneses conocen. Repasemos algunas de ellas.

¿Sabíais que a los leoneses se les conoce como Cazurros? Según la RAE, el adjetivo se aplica a personas tercas, reservadas y de pocas palabras e incluso torpes. Seguramente, para muchos no suena demasiado bien, pero el leonés lo identifica como personas obstinadas y orgullosas. El origen proviene de Asturias, cuando los emigrantes del Reino de León se trasladaban a trabajar a sus fábricas. La mayoría de los trabajadores provenían del campo por lo que no estaban familiarizados con las máquinas. Al preguntarles de donde venían, lo hacían de la localidad zamorana de Cazurra, y, de ahí, el término cazurros se extendió a todos los emigrantes del Reino. Hay quien dice que viene de una derivación latina de una expresión árabe formada por dos palabras: Cad-Ur, que significa “el que no cesa”. Lo que es seguro es que para los leoneses no es un insulto, sino todo un orgullo a día de hoy que se les conozca como “cazurros”.

El origen del nombre de la ciudad proviene de la Legio VII según indican viejas enciclopedias. Pero un libro del Padre Martino (“León y las legiones”) indicaba que el término procedía de antes de este asentamiento. Después de un gran revuelo, las excavaciones de Pallarés confirmaron que el origen está en la Legio VI Victrix.

En Semana Santa, los leoneses “salen a matar judíos”. La procedencia de esta expresión es incierta, aunque existen varias teorías al respecto. Se refiere a salir a tomar limonadas, una bebida típica elaborada a base de vino, azúcar, limón y canela. La expresión parece estar vinculada a la relación entre cristianos y judíos durante la Edad Media en León. Otras versiones dicen que, para evitar los ataques judíos en Semana Santa, las autoridades permitieron en las tabernas la consumición de una bebida alcohólica suave, cuando en esas fechas era obligatoria la abstinencia y el ayuno.

¿Por qué el Barrio Húmedo se llama así? Dicen que por las “humedades” que cogían los clientes a la hora de tomar el vino. Eso afirmaba Alfredo, dueño del centenario Bar Benito. Al día siguiente los clientes decían “vaya mojadura que cogimos ayer”.

Si has entrado en la majestuosa Catedral de León, seguro que alguien de la zona te ha hablado de “La leyenda del topo”. Dicen que a principios del S.XIII un topo gigante minaba los cimientos de las recientes obras de construcción de la catedral. Algunos ciudadanos leoneses de entonces, esperaros al topo una noche y le dieron muerte. Colgaron su piel en el interior de la catedral, justo encima de la Puerta de San Juan. Para romper un poco con la ilusión, en los años 90 analizaron los restos y resultaron ser un caparazón de tortuga que, seguramente, algún peregrino dejó a su paso por la ciudad.

León es bella por fuera, no cabe duda de eso si admiras sus monumentos y sus calles. Pero también es bella por dentro, por su historia, por sus tradiciones. Miriamc nos ayuda a conocer León en un día y una noche y los mejores sitios para ir De tapeo por León.

¿A qué esperas para recorrer la ciudad y recomendarnos más lugares para visitar? En Goaz los estamos esperando.